♠Vientos de Agua


El sonido de tu silencio
me derrumba,
me transforma
en algo que no deseas ver...
Las cuchillas me traicionan
apuñalan esta pequeña atmósfera
donde mis huesos se exilian...
de terribles pensamientos,
Permaneces en letargo...



ah ah ah






Lava inexistente en nuestros minutos
solo hay gotas muertas, lacerando ojos vacíos
el viento de agua ya no nos humedece...






Llama ausente en el cruel tiempo,
la sed me desmenuza,
el viento de agua ya no nos roza...





Se ahorcan entre si,
los gimientes suspiros
rebotan entre mis dientes
los reflejos perdidos de su carne
ajustándose a mis labios...
sequía inminente del alma sin sombra
sin poder, sin autoridad,
sola estoy, enredada en sus dedos
mientras su precario aliento
abriga mi silueta definitiva...






ah ah ah




Calor inexistente en el débil contacto
solo se desgranan hojas muertas,
el viento de agua ya no nos humedece




Atracción ausente de las horas
no bebes sangre de mi piel,
el viento de agua ya no nos roza










El sonido de su lejania
me transforma,
me aniquila
en algo ausente
me convierte en desgano
en viento de agua
no te moja, no te roza...























♠Fatiga


La luz de la luna se inclina
ante un placer inexacto,
el sentir flota
en una onda salada,
aun vive en mi copa ...






Se destempla el agua
ante su posible amargura
mientras el hielo
seduce un pectoral inhóspito
carente de vicios ...







Me encojo,
levitando en un pozo sin nubes,
sus vidrios azules,
hieren mi dimensión alterada ...







Las piedras gimen
en una montaña sin cabeza
la calma se extingue en nuestro espacio
en mis dedos, se enredan los hilos
que constituían un armazón ...







Me envuelvo en un manto infame
donde su mano pasiva no abriga,
al contrario,
solo endurece los huesos
inconscientes de movimientos ...









Hierve el desaliento
en una lengua sin idioma,
el golpe afectivo,
aplasta a mi razón
necesitada de sus cadenas ...








En los labios late un magma
tierno e impalpable
no lo supiste observar,
en mis dientes brilla el sol,
cuando cierro mi boca
me inundo de noche interior ...








Mi corazón golpea como enfurecido,
se van agigantando
las olas sanguíneas que lo rodean
la emoción lanza un arpón,
rasguñando al olvido ...








Hoy me pregunto,
si la aguja punzante del tiempo
se introducirá en mi aroma,
o talvez atormentara tu delgada decidia ...